Saltar al contenido

Guía para elegir tu mochila ideal y ajustarla correctamente

Existen muchos tipos de mochilas con muy distintas características y debemos encontrar la que mejor se adapte a nuestras necesidades. Por eso en mochilatrekking.top te hacemos esta super guía para que no tengas ninguna duda a la hora de comprar tu mochila.

La primera división que haremos será respecto al volumen de las mochilas:

Volumen de las mochilas de trekking

Este es un punto importante a tener en cuenta ya que el volumen determina en gran medida la cantidad de peso que puede llevar.

Mochilas ultraligeras

Estas mochilas son de aproximadamente 10L o 15L como mucho. Se usan para hacer trail o running en montaña. Se ajustan como una joroba y se adaptan muy bien a la espada. No contienen cinturón pelvico, y en caso de tenerlo es solo para sujetarla pegada al cuerpo pero no para hacer descarga de peso. Este tipo de mochilas de trail no suelen tener cargas mayores de dos kilos. En muchas ocasiones se incluye en su interior una bolsa de agua para poder beber durante la carrera.

mochila ultraligera trail running

Mochilas para salidas de 1 día

Las mochilas de senderismo de 1 día tienen un volumen de 20 – 30 litros. Su carga puede llegar a estar entre 4 y 6 kilos de peso. Estas sí que incluyen un cinturón de descarga reforzado para que el peso se distribuya a las piernas y no nos cargue tanto la espalda. Suelen llevar bolsillos específicos para cada actividad a realizar. Algunas están especializadas en esquí, otras en alpinismo, otras en senderismo…

comprar salomon x alp 30

La clave de este tipo de mochilas es saber cómo meter el material necesario dentro.

Mochilas de ataque alpino

El volumen de las mochilas de ataque se sitúa entre los 40 y 45 L con una carga de 8 -10 Kg. Son mochilas más técnicas por lo que incluyen departamentos y accesorios específicos para las actividades a realizar. Algunas incluyen sujeción de piolets o incluso de esquís.

Son mochilas estrechas para poder mover los brazos con libertad absoluta y que no nos moleste al andar. Tienen correas de compresión para ajustar la carga y que el centro de gravedad que más próximo a nuestro cuerpo. Además, los cinturones de descarga de estas mochilas es mucho más ancho para permitir un mejor repartimiento de la carga.

mochila de ataque trekking

Mochilas de travesía o de porteo

Hablamos de volúmenes por encima de los 60L. Pueden llegar hasta los 90L. Están preparadas para transportar unos 10-12 kilos. Lo más importante en este tipo de mochilas son las espalderas, que deben ser cómodas y de calidad, y la talla, que debe ajustarse a nuestra espalda y cintura.

mochila trekking viaje 70Ljpg

Elige la talla adecuada a tu espalda

Una vez sabes qué tipo de mochila necesitas, es muy importante que sea tu talla para evitar lesiones en la espalda. Esto se hace muy evidente a partir de los 4 kilos de peso. No te preocupes, te contamos cómo tomar tu talla para la mochila.

¿Cómo saber mi talla de mochilas?

Lo primero que vamos a necesitar es un amigo o amiga y una cinta métrica. La posición para medirnos es con el cuello agachado y las manos en la cintura o en la pelvis. Ahora le pedimos a nuestro amigo o amiga que nos mida la espalda desde el mayor bultito en el cuello hasta la línea que se forma entre los pulgares, es decir, la parte alta de la pelvis.

Ya no necesitamos más a nuestro amigo o amiga. Ahora medimos la distancia entre el nacimiento de los tirantes y la parte superior de la hebilla del cinturón.

Esas dos medidas que hemos tomado deben ser iguales o con una diferencia de 1 o 2 cm. Si es así es tu talla. Bien. Si no coinciden busca otra talla. Hay mochilas que tienen un ajuste interno de esa medida, es decir, cubren un amplio rango de tallas.

Aún queda una cosa. Ponte la mochila y comprueba que el cinturón de descarga se ajusta a tu cintura. Debe quedar margen para poder apretar más. Si las hombreras tocan el cinturón la mochila no es la adecuada.

¿Cómo ajustar la mochila?

Ya tenemos el tipo de mochila y nuestra talla correcta. Ya solo nos queda ponerla correctamente y ajustarla. Para comprobar que está bien:

  • Observar que no hay espacios alrededor de la espalda
  • Cuando quitemos la tensión de las hombreras la carga se va hacia atrás. Eso significa que el cinturón de descarga hace su función correctamente.

Para ello, comprobamos que la carga está comprimida y las cinchas desatadas. Colocamos la mochila en nuestra espalda. Ajustamos las cinchas del cinturón de descarga queda por debajo del ombligo. Ahora ajustamos las hombreras, con lo que la carga subirá y se pegará a nuestro cuerpo. Para terminar, y si la mochila dispone de ello, ajustamos las cinchas superiores para encajar más la carga a nuestra espalda e igualmente las de abajo.

En anclaje pectoral puede ser optativo, aunque ayudará a que las hombreras no nos caigan.

Recuerda, es muy importante elegir la mochila adecuada con la talla adecuada y hay que ajustarla bien para evitar lesiones.

mochila excursionismo

Así que eso es todo. A disfrutar de las caminatas.